Home    |    Actividades    |    Links     |    Recursos    |    Fotos    |    Contacto
Editoriales
Más allá de la Cristiandad
Por Denton Lotz, Secretario General de la BWA
ampliar tamaño reducir tamaño tamaño normal

Desde que Constantino bautizó a su ejército e hizo del Cristianismo la religión del imperio (cerca del 311 D.C.), la iglesia Cristiana en Occidente ha tenido que vivir sosteniendo una malsana relación entre la iglesia y el estado así como entre el Evangelio y la cultura.

A través de la historia, los movimientos reformistas no sólo han tenido que lidiar con la reforma de la iglesia en sí misma, sino también con la confrontación con un así llamado Estado Cristiano. Los Bautistas fueron líderes en promover la separación de la iglesia y el estado.

La famosa carta de Thomas Helwys al rey de Inglaterra en 1611 es un documento básico que afirma el entendimiento de los Bautistas de que el estado no puede forzar la fe. Los primeros Bautistas sostenían la libertad del alma.

En la era post-moderna en la que vivimos, los misiologistas han estado estudiando la iglesia primitiva para poder aprender de aquel período de la historia y dar así una respuesta contemporánea al secularismo y a un estado hostil. Alan Kreider del Seminario Bíblico Menonita en Elkhart, Indiana, ha escrito un significativo análisis acerca de las diferencias entre la iglesia primitiva y el Cristianismo. Él contrasta el “pre-Cristianismo” y “Cristianismo” en términos de ocho categorías, como sigue:

  1. Punto de vista: El cambio producido en la Cristiandad mudó la perspectiva de los cristianos de los márgenes de la sociedad hacia su centro.
  2. Atracción: El cambio producido en la Cristiandad reforzó su atractivo con incentivos atrayentes, cambiando así la naturaleza misma de su atracción.
  3. Poder: El cambio producido en la Cristiandad transformó la dependencia de la iglesia en el poder Divino al poder humano.
  4. Sanciones: El cambio producido en la Cristiandad hizo que el Cristianismo pasara de ser un movimiento voluntario a ser una institución obligatoria.
  5. Cultura: El cambio producido en la Cristiandad hizo que el Cristianismo se sintiera a gusto dentro de la sociedad, perdiendo la capacidad de hacer un aporte distintivo a la misma.
  6. El papel de Jesús: El cambio producido en la Cristiandad transformó el papel que Jesús tenía en la iglesia de “Buen Pastor, maestro de todos”, al de “Señor Exaltado” cuyas enseñanzas eran aplicables a una minoría de “cristianos perfectos”.
  7. Adoración: El cambio producido en la Cristiandad hizo que la adoración pasara de humildes reuniones edificantes para los cristianos, a campañas multitudinarias pensadas para evangelizar a los no cristianos.
  8. Estilo de Misión: El cambio producido en la Cristiandad alteró el foco de la iglesia de “misiones” a “mantenimiento” excepto en los aledaños del territorio “cristiano”.

(Alan Kreider, “Beyond Bosch: The Early Church and the Christendom Shift” in International Bulletin of Missionary Research, April 2005, vol. 29, no. 2)

Creo que tanto los Bautistas, como los de tradición Anabautista y de Iglesia Libre, están mejor preparados para recuperar el sentido de ser una iglesia neo testamentaria hoy en día.

Nuestro rechazo a una iglesia regida por el estado, nuestro llamado a la separación de la iglesia y el estado, nuestra creencia en una membresía regenerada de la iglesia, libertada del alma y bautismo de los creyentes está cercano a cómo creían que se debía llevar a cabo la misión en la iglesia primitiva.

Es necesario que los Bautistas estudien el Nuevo Testamento y la historia de la iglesia primitiva para poder evangelizar mejor a nuestra generación. Desafortunadamente, muchas iglesias bautistas no estudian la historia de la iglesia primitiva y por eso caen presa de los errores y tentaciones del pasado.

Seamos Cristianos del Nuevo Testamento y rechacemos el dominio del estado sobre la iglesia y seamos la iglesia militante en un mundo pagano y sin Dios. Oremos por la renovación de la iglesia para convertirnos en una extensión de la encarnación de nuestro Señor Jesucristo para todas las personas en el siglo 21.

Nota: Los líderes Bautistas de todo el mundo se reunieron en México, D.F. entre los días 3 y 8 de Julio, para llevar a cabo el primer Consejo General de la BWA de nuestro nuevo siglo desde nuestro Congreso centenario el año pasado en Inglaterra. Ore para que los líderes Bautistas se comprometan con la visión del Nuevo Testamento sobre Cristo y Su Reino.


(*) Traducido por Carlos Donatucci
Del boletín mensual edición de Julio/Agosto 2006 de la Baptist World Alliance
Usted puede leer el artículo en inglés haciendo clic aquí
© Iglesia Evangélica Bautista del Once - Ecuador 370 - Capital Federal - Argentina - info@ibonce.org.ar - (54 11) 4861-0448