Home    |    Actividades    |    Links     |    Recursos    |    Fotos    |    Contacto
El Camino 19 | 19-01-2018
ampliar tamaño reducir tamaño tamaño normal

Marcos 4:25-35|LOS DOS ACCESOS A LA VIDA

Estamos ahora considerando el Camino como se nos presenta en la vida y la experiencia al margen de la Biblia. ¿Surge lentamente de la vida y la experiencia un cuerpo de verdades reveladoras del Camino? ¿Es este cuerpo de verdades una serie de señales que nos encaminan hacia la Verdad? Al presentar estas afirmaciones, no estamos recogiendo ávidamente las migajas que caen de la mesa de la ciencia para alimentación de ellas, parientes indigentes de un huésped pudiente. Estamos más bien observando cómo la Ciencia va ganando, a través de los hechos, acceso al Hecho y por las verdades a la Verdad.

La fe cristiana aplica a la vida la revelación que halla en Cristo. La ciencia se eleva de las revelaciones de la vida… ¿hacia dónde? ¿Se unirán estas dos líneas de acceso? Deben hacerlo si la vida es una. Descendía una vez a tientas una oscura ladera por un escarpado sendero de montaña. Un paso es falso a uno u otro lado hubiera sido fatal. Cuando estaba a medio camino, de pronto las luces alumbraron. El camino se hizo bien visible. Pude abandonar el tedioso procedimiento de ir buscando a tientas el camino, y marchar con confianza por un sendero iluminado. Marcha a tientas en la oscuridad era el camino de la ciencia y la experiencia; mi paso seguro, el sendero iluminado, el camino cristiano. No eran caminos contradictorios; eran diferentes procedimientos para seguir el único Camino.

Dice Carlos A. Beard, por ejemplo, que como historiador, ha aprendido cuatro lecciones de la historia: (1) Cuando la oscuridad llega a ser suficiente, salen las estrellas. (2) La abeja fertiliza la flor de la que liba. (3) Cuando los dioses quieren destruir a alguien, comienzan embriagándolo e poder. (4) Los molinos de Dios muelen muy lentamente, pero muelen muy fino. ¿No descubrió en realidad a través de la investigación histórica que hay una ley moral escrita en las cosas y que este universo moral siempre tiene la última palabra, que si uno se amolda a él, vive y si no se amolda a él, perece? A ese universo moral no lo crea el hombre: sólo lo descubre. La historia reveló a Beard vislumbres del Camino. Beard pudo agregar al dicho de Kant: "Dos cosas me llenan de asombro reverente: los cielos estrellados en lo alto y la ley moral en mi interior."

Oh Dios, tú hablas en la suave vocerilla dentro de mí y en los eventos tormentosos de la historia. Ayúdame a escuchar tu voz cuando quiera hables. Y ayúdame a obedecer. En el nombre de Jesús, Amén.

Afirmación para el Día: La Historia es la historia de los hechos de Dios

El Camino - Stanley Jones
© Iglesia Evangélica Bautista del Once - Ecuador 370 - Capital Federal - Argentina - info@ibonce.org.ar - (54 11) 4861-0448