Home    |    Actividades    |    Links     |    Recursos    |    Fotos    |    Contacto
Devocionales
La locura de la Cruz - por David R. Nichols
«Porque la palabra de la Cruz es locura para los que se pierden, pero para nosotros los salvos, es poder de Dios»

1ra Corintios 1:18 - Biblia de las Américas

ampliar tamaño reducir tamaño tamaño normal

En Pascua muchos cristianos ponderan la Resurrección en lugar de la Cruz, porque para ellos la resurrección es la mayor muestra del poder de Dios. Pero el Apóstol Pablo dice: "La cruz es locura para los que se pierden, pero para nosotros es poder de Dios".

Es sabiduría sin locura. Es lo opuesto a las expectativas humanas en lo que concierne a religión y a una relación con Dios. La cruz sigue siendo el símbolo que corporiza el valor de este hecho: Dios se hizo hombre y estuvo dispuesto a morir por nosotros.

Al contraponerse a la sensibilidad y buenas intenciones del ser humano, la Cruz garantiza resultados sólo en sus propios términos. Los términos de la Cruz son simples: rendición incondicional.
Cristo se rindió incondicionalmente a una muerte que no merecía, estableciendo un paradigma único para la revelación de Dios. Él hizo esto por los seres humanos que merecían juicio.

Jesús, a diferencia de muchos otros líderes, no le pidió a sus seguidores que hicieran algo que ÉL no estaba dispuesto a hacer. Nos pide que hagamos lo que Él ya hizo: Ir a la Cruz. Allí descubrimos que debemos arrepentirnos, porque a diferencia de Jesús que estaba limpio de pecado, nosotros somos pecadores.

En arrepentimiento nosotros morimos al pecado y somos liberados para vivir una vida de victoria en Cristo. Es entonces cuando podemos apreciar verdaderamente la gloria y el poder de la resurrección.

Es así que la locura de la cruz se transforma en el poder de Dios.

Decision ©2005 Billy Graham Evangelistic Association

© Iglesia Evangélica Bautista del Once - Ecuador 370 - Capital Federal - Argentina - info@ibonce.org.ar - (54 11) 4861-0448